Principal | Libro de visitas | Contacto

 
 

Qué es la Gestalt

 

Escuela de la Risa


Taller vivencial
Objetivos
Historia
Prensa y difusión
Boletín quincenal
Taller de la alegría
Taller de la risa y dinámicas gestálticas
Club de la risa
Autoestima

Testimonios
Espacio del chiste
Preinscripción

 

Otros talleres

 

Cajita de sorpresas

 

Consultorio particular


Trayectoria
Horarios
Escríbanos


 

 

Gestalt

La Gestalt y su Descubridor.

Existen más de 300 formas de psicoterapia, la Gestalt implementada en mis talleres de la risa, es una de ellas.

Todas tienden a un mismo fin:

-a mejorar la calidad de vida de la persona que pide ser ayudada.

-que aprenda a gobernar las propias emociones.

-a lograr un satisfactorio manejo de las relaciones.

-a aumentar la seguridad y confianza en sí mismo...

 

Todas las líneas de psicoterapia bien realizadas, obtienen resultados. No podemos decir que una es mejor que otra. Gracias a la gran variedad se pueden satisfacer los diferentes gustos y necesidades de las personas.

Lo que falta en todo caso, es el conocimiento para poder elegir entre tantas líneas distintas dentro de ese mundo de la psicología.

 

La Gestalt se encuadra dentro de las psicoterapias humanísticas.

Su fundador, Fritz Perls, decía de ella que es una terapia demasiado beneficiosa como para ofrecerla únicamente a los enfermos. Más que un método de abordaje de las enfermedades psíquicas, la Gestalt es una filosofía de vida y también una psicoterapia profunda y moderna .

 

De Perls; brevemente diremos que nació en Alemania (1893) y es considerado el principal fundador de la Terapia Gestalt., aunque él mismo se considera sólo su "descubridor", ya que "la Gestalt es antigua como el mundo" pues es la actitud básica del hombre cuando se conecta consigo mismo para darse cuenta de lo que le está pasando.

La niñez y adolescencia de Fritz fue muy agitada y conflictiva. A los 13 años fue expulsado definitivamente de la escuela. A los 14 años decidió inscribirse por su cuenta en otra escuela que le resultó "a la medida" para sus necesidades e intereses: Fue allí recibido con esta frase "Quiero que sepas esto:

-En esta escuela nos importan más las personas que los programas"-.

 

Estudió medicina en la universidad de Berlín, se especializó como Psiquiatra (1920), y luego terminó su formación como psicoanalista freudiano. Se alejó de Freud y del psicoanálisis al descubrir que transitaba un camino propio.

Pensaba que "hay que terminar con las terapias individuales largas " y en 1950, en Estados Unidos, comienza a trabajar en forma grupal donde desarrolló la mayor parte de sus técnicas de terapia gestáltica, fundando muchos institutos en ese país. Fue un gran intuitivo y creativo.

En ese entonces llamaba a su método de trabajo "terapia de concentración", por que las personas debían concentrarse en el aquí y ahora, en sus sentimientos, en sus sensaciones físicas, y se oponía a la libre asociación de ideas del psicoanálisis.

Hizo talleres en Miami, Chicago, Detroit, Los Angeles. La dinámica que utilizaba en los talleres (el juego de roles, la dramatización de los sueños, los ejercicios vivenciales, la visualización, la imaginación, etc.) era de rápida eficacia y resultaba divertida para los integrantes de los talleres.

 

Demos ahora un pantallazo a la psicoterapia gestáltica:

El vocablo alemán Gestalt, no tiene otro único término con que traducirlo en castellano, se entiende como forma, o totalidad, como algo completo y al mismo tiempo dinámico, en proceso, en formación.

 

Algunos conceptos básicos y técnicas de esta escuela son:

 

En primer término el mismo concepto de gestalt va relacionado con el de necesidad. De una necesidad insatisfecha se dice que es una gestalt abierta o inconclusa.

Cuando dicha necesidad se satisface, la gestalt se cierra, y permite la apertura de otra al surgir una nueva necesidad. Y es así como permanentemente cerramos situaciones y se nos abren nuevas.

El "aquí y ahora" y el "darse cuenta", para poder enfrentar los conflictos o asuntos inconclusos que deben ser completados o cerrados. Se trabaja con lo que aparece, con lo que el consultante trae, con lo que se puede observar aquí y ahora.

 

Al focalizar su tarea en el presente, al terapeuta gestáltico no le interesa el origen de los conflictos. No importa el "por qué" sino el "para qué ". Se centra en ayudar a la persona para que descubra qué le está pasando ahora y hacia dónde lo impulsa esto que le pasa.

No intenta "profundizar" largamente en el pasado como hace el psicoanális ortodoxo, (llamado por eso "psicología profunda"); no obstante, logra un autoconocimiento adecuado y suficiente para obtener resultados terapéuticos en mucho menos tiempo.

El uso de diversas técnicas en las que se implica el sentir (lo afectivo - emocional), y el trabajo con el cuerpo. El terapeuta observa la postura corporal, los gestos, las tensiones musculares del consultante, es decir todo su "lenguaje corporal", ya que es en el cuerpo donde aparecen y se sienten las emociones.

El terapeuta va facilitando al consultante la percepción y experimentación de lo que le está aconteciendo en ese momento, pero de una manera vivencial, es decir conectándose globalmente sobre todo con lo que siente, y diferenciándolo de lo que piensa que le pasa. Sintetizaríamos diciendo que lo importante en Gestalt es :

Vivenciar, experimentar, darse cuenta.

También son importantes la interacción con el otro y con el medio, y el desarrollo de la responsabilidad y la libertad.

El objetivo terapéutico en mis talleres vivenciales gestálticos, enriquecidos con el recurso de la risa, es el mismo de la terapia individual: Que el consultante o los participantes se den cuenta de lo que les sucede para resolver su problema actual, y otros que inevitablemente irán surgiendo en el futuro.

 

Al aprender a resolver dificultades del presente que el sujeto se encuentre más armado y seguro de sí mismo para resolver las venideras.

 

Al ponerse en marcha el proceso del darse cuenta, éste va creciendo en la persona, durante la terapia como en una espiral abriéndose cada vez más abarcativamente, hasta integrar holísticamente toda su realidad.

 

Cuando se ha obtenido un suficiente autoconocimiento puede uno aceptarse como es. Esto lo irá llevando a la integración de sí mismo y a cerrar situaciones que fueron interrumpidas en algún momento por distintas causas.

 



© 2005 Escuela de la Risa. El contenido de este sitio tiene copyright. El logotipo y la marca de Escuela de la Risa están patentados.
Producción:
GrupoNexus