Principal | Libro de visitas | Contacto

 
 

Qué es la Gestalt

 

Escuela de la Risa


Taller vivencial
Objetivos
Historia
Prensa y difusión
Boletín quincenal
Taller de la alegría
Taller de la risa y dinámicas gestálticas
Club de la risa
Autoestima

Testimonios
Espacio del chiste
Preinscripción

 

Otros talleres

 

Cajita de sorpresas

 

Consultorio particular


Trayectoria
Horarios
Escríbanos


 

 

Boletín
Más >
Boletín 62 | Boletín 41 | Boletín 24 | Boletín 39 | Boletín 27 | Boletín 20 | Boletín 22 | Boletín 1
 

Boletin Nr 63
ENDORFINAS. La droga de la felicidad.


E¿Sabías que tu organismo es capaz de segregar una droga ciento de veces más fuerte que la heroína o la morfina?
¿Y que esta droga es totalmente natural y carece de efectos secundarios?
¿Sabías que la gente se droga para obtener a alto precio los mismos estados que podría alcanzar natural y gratuitamente a través de las endorfinas?
Las endorfinas, son sustancias naturales, bioquímicas, que actúan como poderosos analgésicos y euforizantes, segregadas por el cerebro desempeñan diversas funciones.
Constituyen uno de los descubrimientos más importantes de este siglo. Fueron descubiertas por John Hughes y sus colaboradores de la Unitfor Research on Addictive Drugs, de Aberdeen.
Desempeñan un importante papel neurotransmisor en el sistema nervioso central.
Transmiten información entre las sinapsis o conexiones de las células nerviosas; actúan como verdaderos mensajeros bioquímicos que aumentan o disminuyen la capacidad de comunicación de las neuronas.
Pero no están sólo presentes en nuestros intercambios eléctrico-nerviosos, las endorfinas están también presentes en nuestras elecciones, buenas o malas, y en numerosos aspectos de nuestro comportamiento.
También alivian el dolor como sólo lo pueden hacer drogas de la familia de la morfina.
Nuestros estados de ánimo, nuestras fobias y nuestras manías, nuestros caprichos y preferencias están estrechamente ligados con el equilibrio y el flujo de las endorfinas.
En el mundo moderno parece como si todo fuera acelerado.
Nada permanece, todo cambia, y este cambio constante parece ser la fuente más común de estrés.
Cuando diferentes factores se producen a la vez o en rápida sucesión, el mecanismo de adaptación física o mental del individuo sufre una presión excesiva y aumenta el nivel de estrés, que suele ir acompañado de diferentes enfermedades psicosomáticas.


Por lo general, se intenta combatir el estrés a base de calmantes o estimulantes, pero sus efectos secundarios pueden complicar la situación. La única manera, no de combatirlo, sino de compensar el estrés, consiste en ayudar al cuerpo para que segregue normalmente las endorfinas necesarias.
Si los efectos de estas sustancias son tan espectaculares y beneficiosos para el ser humano, cabe preguntarnos ¿Qué podemos hacer para favorecer su fabricación dentro de nuestro organismo¿
LA RISA, nuestros abuelos ya sabían: reír es bueno para la salud. Pero no solo reír, tomarse las cosas con buen humor, positivamente, sin proyectar nuestra negatividad.
EL RECUERDO, es un potente ¨creador¨ de endorfinas.
EL MASAJE, LA ACTIVIDAD FÍSICA, LA MÚSICA, LA IMAGINACIÓN y, sobre todo, hacer lo que nos viene en gana, hace que las fabriquemos.
Si queremos segregar más cantidad de estas sustancias maravillosas, debemos empezar conociéndonos, sabiendo qué nos gusta, qué nos gratifica. El secreto esta en nosotros.
LA FELICIDAD, ese instante poderoso, fugaz y mágico, es un estado bioquímico que todos podemos alcanzar, las endorfinas son la droga que nos lo proporciona, está en nosotros activar su producción.
Romeo Nancy. - Marzo 2003 - Año 8 – nº 94]

 


© 2005 Escuela de la Risa. El contenido de este sitio tiene copyright. El logotipo y la marca de Escuela de la Risa están patentados.
Producción: GrupoNexus